Chile es uno de los países pioneros a nivel global en iniciar la ejecución de su proyecto CBIT sobre transparencia climática

Este 14 de noviembre se celebró el taller de incepción del proyecto de Creación de Capacidades para la Transparencia (CBIT, por sus siglas en inglés), en Santiago de Chile. Allí se introdujeron los objetivos, fases y actores involucrados en esta iniciativa, cuya meta es fortalecer los mecanismos de transparencia de las instituciones de Chile para la presentación de informes nacionales ante la Convención Macro de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCC, por sus siglas en inglés).

Se espera que, en un periodo de tres años, iniciando en noviembre de 2018 y finalizando en octubre de 2021, se den resultados como el fortalecimiento del sistema MRV en Chile para acciones de adaptación y mitigación, e institucionalización del gasto público climático. Todo ello a efectos de crear un verdadero estado de gobernanza de la NDC y la toma de decisión basada en evidencia.

El Ministerio de Medio Ambiente de Chile y ONU Medio Ambiente se involucran como entidades ejecutoras del proyecto, cuyo presupuesto es de 1,232,000 USD, financiados por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés).

Entre los actores gubernamentales del proyecto que asistieron al taller están ONU Medio Ambiente y los Ministerios de Medio Ambiente, distintas áreas del Ministerio de Energía, Relaciones Exteriores y Hacienda, y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climática.

Además, los resultados de este proyecto apoyarán la construcción de la visión climática de largo plazo de Chile, elemento clave para el aumento de ambición en la acción climática. Con el apoyo del Centro de Transparencia esta visión puede trabajarse con los demás paises de la región, posicionando estratégicamente a Latinoamerica en esta materia.

Estrategias de Descarbonización de Largo Plazo (LTS)

Las estrategias a largo plazo sustentan a las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) que debe presentar cada país y son cruciales para lograr los objetivos establecidos en el Acuerdo de París. El Acuerdo de París da flexibilidad a los gobiernos para definir sus objetivos nacionales y sus estrategias a largo plazo garantizan que las acciones inmediatas y las políticas a mediano y largo plazo apunten hacia cero emisiones netas (Net-Zero en inglés) para 2050. Esto es vital para limitar el aumento de la temperatura media mundial a 2° C y lo más cerca posible de 1,5 ° C para finales de siglo con respecto a la era pre-industrial.

Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC)

Son el núcleo del Acuerdo de París y de la consecución de esos objetivos a largo plazo. Las contribuciones determinadas a nivel nacional encarnan los esfuerzos de cada país para reducir las emisiones nacionales y adaptarse a los efectos del cambio climático.

Desarrollo de sistemas M&E para la adaptación

In the case of adaptation, the countries have focused their efforts on indicators and platform development, but have not dedicated a high % of resources from their projects to this issue.

Desarrollo de sistemas MRV para la mitigación

Este componente se enfoca en:

  • Mejora del inventario de GEI.
  • Diseño y desarrollo de plataformas de información.
  • Comprensión y coherencia de los sistemas e indicardores de MRV.
  • Contabilidad de las NDC como instrumento esencial para la ambición climática y la transparencia.